Hidrocinesia – Ai Chi y sus beneficios

Female instructor teaching children in swimming pool

 El Ai chi consiste en una técnica que combina diferentes métodos como el yoga (concentración), aquagym (trabajo físico), pilates (flexibilidad y fuerza) y Tai chi (posturas y movimientos pausados)

De todos ellos, como se detalla anteriormente se utiliza algún factor o variables de ejecución técnica que adaptados al agua forman el Ai chi acuático.

Jun Konno, su creador, la empezó a desarrollar en los años 90 con una finalidad de preparación inicial al Watsu (técnica de relajación acuática) y actualmente se utiliza en programas de rehabilitación o simplemente como otra técnica de relajación.

 

EL MEDIO ACUÁTICO Y EL SOPORTE

La temperatura del agua debe ser agradable (30º-35º). Esta temperatura se denomina como “temperatura indiferente”, facilitando la relajación y la ejecución de los ejercicios de cinesioterapia.

A su vez, el medio acuático nos va a aportar lis siguientes beneficios:

– Presión Hidrostática: El agua permite una mayor sujeción articular y muscular, facilita el retorno venoso y ofrece un desafío cardiorespiratorio.

-Resistencia al movimiento: La densidad del agua hace que la aplicación de las leyes de Newton sobre la inercia, aceleración y frenado de los movimientos se reduzcan por la constante oposición de la masa del agua que envuelve al cuerpo.

Por otro lado, la música suele ser de temática oriental y va a guiar el ritmo de los movimientos y la respiración junto al técnico.

 

PRÁCTICA DEL AI CHI

En este sentido, según Olabe, (2013), el Ai Chi consiste en la realización de una serie de movimientos lentos y amplios, un total de 19, aplicados en una secuencia progresiva de menor a mayor participación de regiones anatómicas y combinados con un adecuado ritmo respiratorio, entre 14 y 16 respiraciones por minuto.

Dicho autor también nos muestra que desde un punto de vista occidental, el Ai Chi puede ser descrito como una técnica activa de relajación cuyos ejes son el control postural y la respiración. Los beneficios que se relacionan a dicha práctica son los siguientes:

– Movimientos corporales facilitados por la sustentación (flotación).

– Mejora emocional y psicológica

– Mejora del SNC y estrés

– Relajación muscular y alivio de dolor

– Mejora del ROM articular “pasivo”

 

¡ANÍMATE A PROBAR, LA EXPERIENCIA MARCARÁ EL CAMINO!

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

 

PROFESOR: Raul Cedenilla Rodriguez

(28 visitas)
Call Now Button911 766 620