Cuando corremos por la montaña, como en cualquier otra actividad de la vida diaria, estamos sometidos a una FUERZA DE LA GRAVEDAD.

De manera general en la Tierra estamos sometidos a 1G de gravedad (= 9,8 m/s2), pero cuando bajamos una cuesta, como ocurre en Trail, esta fuerza de la Gravedad puede perfectamente llegar a 9-10 G´s, durante apenas unas milésimas de segundo.

Esto tiene unas consecuencias, tanto a nivel osteo-articular, como a nivel fisiológico.

Si que se han observado efectos adversos de someter al organismo a fuerzas de gravedad altas >10 G´s, durante periodos prolongados de tiempo, pero afortunadamente, el tiempo de contacto con el suelo, en una bajada de Trail-Running, es pequeño, y cuanto mejor técnica tengamos, menor será.

Sin embargo, es muy interesante, preparar el cuerpo para el sobre todo aguantar el estrés excéntrico que provocará en determinados músculos como el CUADRICEPS.

La mejor manera para ello, es realizar trabajo de Multisaltos, en primer lugar, y de Pliometria a medida que va avanzando la temporada. Y por qué no, también trabajo excéntrico de cuádriceps si es posible.

El cómo, cuándo y por qué no es objeto de este Post, y podemos remitir al lector a la lectura de la múltiple información sobre este tipo de entrenamientos que hay en la Literatura Cientiifica.

Conviene comentar que las agujetas que provoca bajar por ejemplo un desnivel de 400m, en apenas 3,5km, como podría ser la bajada de la Bola del Mundo en Navacerrada, provocará unas grandes agujetas en alguien que no haya entrenado esto previamente, por ello, mi consejo para todos los corredores de Trail, es que por supuesto entrenen esta situación previamente a las carreras que vayan a disputar.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

 

La escalada deportiva ha vivido un crecimiento notable en los últimos años, lo cual se traduce en problemas de masificación de aquellas zonas más concurridas. La masificación de estas zonas representa un problema para muchos de los habitantes o lugareños. Pistas y accesos destrozados, nuevos caminos en fincas privadas, estacionamiento masivo en zonas fuera de regulación y de dominio público local. Por no hablar de los deshechos generados, no por todos los escaladores, pero si por algunos que con poca conciencia de colectivo y de respeto hacia el medio donde desarrollan su actividad, siembran su paso de colillas, basura, y por supuesto restos orgánicos señalizados con su correspondiente papelito.

Ésta problemática, unida una cultura legislativa poco dada al diálogo y muy afín a las prohibiciones, genera que las administraciones locales corten por lo sano y de la noche a la mañana con la actividad de la escalada.

Sin duda, en muchos casos la amenaza a la práctica de la escalada viene motivada por las acciones de los propios escaladores. Pero en otros casos dichas restricciones vienen motivadas por organizaciones de protección medioambiental.

Por suerte, ésta problemática ha hecho reaccionar a muchos colectivos, que no hallando suficiente defensa de sus intereses en las federaciones deportivas que los representan, han recurrido a la creación de asociaciones de escaladores. Asociaciones cuyo objetivo, a parte de salvaguardar los intereses y la defensa de la escalada, es la de concienciarnos a la comunidad escaladora del impacto que generamos con nuestras acciones, por pequeñas que sean. Una de las asociaciones más importantes, que me gustaría destacar por su gran labor es la de “Escalada Sostenible Zona Centro”(http://escaladasostenible.org/).

Esta asociación saca a delante programas y campañas muy interesantes es los que la educación, concienciación y divulgación son las herramientas principales para el mantenimiento, respeto y sostenibilidad del medio en el que se desarrollan nuestras prácticas deportivas, la montaña.

Por ejemplo, me gustaría destacar esta campaña, cuyo objetivo ha sido distribuir este decálogo por rocódromos, así como páginas web. Es muy sencillo y tan solo refleja 10 reglas muy básicas de convivencia, que cuando las leemos pensamos “es obvio” pero en la práctica, en la mayoría de los casos, no somos capaces de cumplir.

Buscando ...

Sin duda, el futuro de nuestro deporte pasa por el conocimiento por parte de todos del impacto que generamos, tanto a nivel natural como en el desarrollo local. Informando, educando y concienciando a toda la comunidad de escaladores conseguiremos comportamientos responsables que permitan que se desarrolle este deporte de una forma segura y sostenible, facilitando el su práctica deportiva y accesibilidad para todos los colectivos.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

En todas las actividades deportivas relacionadas con el medio natural y en concreto los deportes de montaña, escalada, alpinismo, esquí, descenso de barrancos etc. es frecuente planificar las actividades atendiendo a objetivos de diferente genero o familia, es decir, saltamos del objetivo propiamente deportivo a otros relacionados con aspectos completamente ajenos al ejercicio en sí pero que normalmente tienen un gran peso dentro del computo global de los mismos, como por ejemplo objetivos técnicos, salud, de reto, logro y superación, etc.

Tradicionalmente la búsqueda de objetivos previos a la planificación de la actividad en montaña se reducía al objetivo inherente a la modalidad deportiva o en su defecto al punto geográfico destinado a ser nuestra cumbre / vía / barranco / ladera o lugar a conquistar:

Actividad : escalar una vía de roca. Objetivo : Escalar

Actividad : Subir una cumbre de más de 3000m. Objetivo : Subir a la cumbre

Actividad : Realizar un Ultra Trail . Objetivo : Correr en el menor tiempo posible

Esta “búsqueda de objetivos” tan simplista es sin duda la mas utilizada entre algunos de los deportistas y “profesionales” del sector ya sea por falta de formación, conocimientos o despiste emocional. Claro está, la diferencia abismal entre quien planifica la actividad atendiendo a objetivos y quien no, ya sea en un deportista esporádico de fin de semana, el cliente que pide una actividad o un guía afamado y experto en la materia.

Entonces, ¿cómo puedo mejorar y sacar el máximo provecho a mi actividad en el medio natural?

Una vez fijado el objetivo deportivo, buscaremos de forma activa aquellos aspectos que necesito que estén presente en mi actividad. Es muy enriquecedor poder sacar el máximo partido a una actividad en montaña, ya que es la mejor escuela para aprender a conocerse a uno mismo. Para entender mejor estos conceptos, vamos a observar el siguiente ejemplo :

Objetivo General :Realizar una actividad de alpinismo

Objetivo Especifico : Subir a la cumbre del Mont Blanc

Objetivos Complementarios : Superar mi umbral de esfuerzo al realizar una actividad larga de varios días de duración. Conocer como responde mi cuerpo y mi mente al esfuerzo prolongado. Conocer mi límite emocional ante una situación de incertidumbre. Llevar a cabo un reto personal y enriquecerme del aprendizaje obtenido. Aplicar los recursos que el medio ofrece a mi vida personal.

Como futuros profesionales debemos prestar especial atención a este aspecto, exprimir al máximo la actividad seleccionada, aprovechándonos de las situaciones que se presentan en el medio natural, idóneas para el conocimiento de uno mismo, para gestionar situaciones de riesgo, incertidumbre, frustración y éxitos.

 

FOTOGRAFÍA:

-Grupo de alumnos de la UAX, proyecto educativo en el medio natural, año 2015/16. Manuel Más Álvarez.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

JoomShaper
Llama ahora