Lesiones en deportes extremos

8 Mayo 2017, 10:00 am
Publicado en Blog

Los deportes extremos suelen ser seguidos y admirados por esa muestra de deportistas que no entienden de límites y márgenes de superación, esto es debido a su espectacularidad en la percepción de situaciones e implicación de velocidad, nivel de esfuerzo físico, elementos intervinientes y sobre todo el elevado factor de riesgo. La popularidad de estos deportes ha aumentado exponencialmente en las últimas décadas, con marcas de alto reconocimiento como sponsors, canales de televisión y on-line retrasmitiendo en directo y sobre todo gran variedad de actividades que sugieren un alto nivel de peligrosidad.

La definición de deportes extremos habita en un común de todos los deportes que implican alta velocidad, altura, peligro real y percibido, alto nivel de esfuerzo físico, elementos de gran riesgo y momentos de incertidumbre. Es importante entender que los estudios y datos más recientes sugieren que existe un riego muy alto de lesiones inesperadas y de mucha gravedad, por lo que el personal médico que trata a los deportistas necesita ser consciente de las grandes diferencias apreciadas entre los deportes tradicionales y la evolución que están sufriendo en clara declinación hacia el mundo del deporte espectáculo. La gestión de atletas lesionados en deportes extremos es un reto para los especialistas médicos ya que los márgenes de erros en estos deportes son muy pequeños. Algunos de los deportes más populares son BMX, Ala Delta, Bungee Jumping, Carreras de ultra-resistencia, Rafting, etc. siendo los de mayor riesgo aquellos dependen únicamente de la habilidad y destreza del atleta en la fase competitiva.

Desde finales de los años ochenta se han realizado algunos estudios epidemiológicos para establecer las tasas de lesiones y letalidad asociadas con el deporte, observándose que las muertes con mayor frecuencia suceden en aquellos deportistas que se consideran expertos o veteranos en la modalidad practicada. Esto viene justificado por un exceso en el grado de confianza en las ejecuciones de mayor complejidad y determinantes a la hora de valorar técnicamente los ejercicios realizados. En contraposición las lesiones consideradas de menor importancia son mostradas por el resto de practicantes siento estas abrasiones, contusiones, laceraciones, fracturas óseas, traumatismos y lesiones de rápida recuperación.

Los deportes extremos están aumentando en popularidad, siendo divertido para los espectadores y muy emocionante para el público y los atletas. La gestión de los atletas lesionados de deportes extremos es un reto para los cirujanos y los médicos deportivos, es imprescindible contar con un gran equipo para la protección de lesiones graves o mortales, ya que los márgenes de error en estos deportes son pequeños. Para concluir y como dato importante debemos saber que los deportistas de estas modalidades tienen más probabilidades de volver a sus niveles de actividad antes de la lesión que la población general después del tratamiento médico.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

-Mei-Dan O, Carmont MR (eds). Management of the extreme sports athlete. In: Adventure and extreme sports: epidemiology, treatment, rehabilitation and prevention. Introduction. Springer-Verlag; 2013. pp. 1–5.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

La palabra actual tenis, proviene de la palabra francesa tenez, en su versión más antigua tenetz, equivalente a la actual tennez (tenga usted), que derivó a la fonética actual a causa de la pronunciación inglesa (tennis), que es la que se ha mantenido a lo largo de los años hasta llegar a tenis.

Desde sus más tempranos inicios, la preparación física en el tenis ha evolucionado considerablemente y de manera muy dispar, surgiendo diferentes y novedosos métodos de entrenamiento, así como la figura del especialista en nutrición, que aconseje a los diferentes jugadores acerca de su alimentación.

Condiciones previas

Como indica Schönborn (2008), el rendimiento deportivo a largo plazo (influencia de los factores individuales), es una condición previa necesaria para una posterior carrera deportiva exitosa. El nivel de condición física es una importante condición previa para el rendimiento deportivo en el tenis, debido a la evolución del tenis moderno o contemporáneo, donde se busca un sistema de juego más exigente físicamente. Las condiciones previas más importantes para el tenis actual son: la velocidad (acción-reacción); la fuerza (inicial y explosiva); la fuerza resistencia (capacidad aeróbica y resistencia anaeróbica), además de las habilidades de coordinación y agilidad.

Siguiendo citando a Schönborn (2008) y a otros importantes autores, podemos decir que la influencia de la condición física en el rendimiento deportivo en el tenis está al 40%. El otro 60% estará determinado por muchas otras variables como la psicología, la táctica, técnica o estrategia. Nosotros nos vamos a centrar en ese 40% “trabajarlo” y “mejorarlo” con el entrenamiento.

La preparación física

Debido a la alta exigencia física y fisiológica del tenis de élite actual y a que, prácticamente se juegan todas las semanas del año sin apenas descanso (Fernández - Fernández, 2007), con 5 o más partidos por semana de juego, es de vital importancia para un adecuado rendimiento en los torneos, el entrenamiento de la resistencia cardiorrespiratoria (Fernández - Fernández et al., 2011; Kovacs, 2007) o resistencia aeróbica, para una adecuada recuperación muscular.

Además, algunos autores han encontrado conexión entre la fatiga, el deterioro de la competencia de las habilidades propias del tenis y el descanso de la capacidad técnica en el juego (Mendez-Villanueva, Fernández-Fernández, & Bishop, 2007; Moya, Bonete, & Santos-Rosa, 2009, citando a Davey, Thorpe y Williams, 2002). Es por esto que los entrenadores y preparadores físicos deben plantear un entrenamiento eficiente tanto a nivel físico como a nivel estratégico, dirigido a la mejora de la fuerza y la condición física, además de trabajar la fuerza resistencia o la capacidad para resistir la fatiga, para poder, entre otras cosas, golpear a la pelota con un mayor nivel de potencia; permitiéndonos mantener esa intensidad de golpeo a lo largo de todo un partido. Es decir, con el entrenamiento y la preparación física adecuados, se puede incrementar la potencia media de golpeo y aumentar el tiempo en e que se den esos mayores valores de potencia. No olvidemos que la potencia es igual a la fuerza por la velocidad. Vamos a recordad de donde viene está afirmación:

¿Qué entrenamiento hacer?

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta un entrenador de tenis a la hora de hacer un entrenamiento de fuerza, se encuentra en el planteamiento de ejercicios que consigan transferir las ganancias de fuerza de determinados músculos al gesto técnico específico de competición. De nada sirve tener unos valores de fuerza máxima altísimos si luego no lo podemos aplicar/transferir a la competición. En el mundo del tenis hay muchos somatotipos, y todos pueden funcionar según el sistema de juego, pero lo que está claro, y además la historia está a nuestro favor, es que un cuerpo demasiado hipertrofiado no nos va a dar los resultados deseados. Obviamente siempre hay excepciones como nuestro Rafa Nadal o Serena Williams, por ejemplo.

Ahora, tendremos que hacer una diferenciación de lo que queremos trabajar para el miembro superior y para el miembro inferior:

Miembro superior: es necesario una musculatura predominantemente explosiva que nos permita aumentar la potencia de golpeo (como hemos dicho anteriormente) y, para ello, realizaremos un trabajo de potenciación.

Miembro inferior: es necesario una musculatura predominantemente resistente que nos permita desplazarnos durante todo un partido, aunque también debe ser explosiva en algunos momentos para realizar acciones puntuales a velocidades máximas. Por lo tanto, realizaremos un trabajo de pliometría para mejorar la fuerza resistencia.

Necesidades metabólicas

A pesar de la creencia extendida de algunos autores, afirmando que el tenis es un deporte de larga duración y baja intensidad, la conclusión a la que puedo llegar con la información extraída de los estudios que se encuentran en la bibliografía, es que los requerimientos metabólicos del tenis son el anaeróbico aláctico (ATP-PCr) y el metabolismo aeróbico. En segundo plano quedaría el metabolismo anaeróbico láctico. Por lo tanto, el tenis es un deporte muy intenso, con esfuerzos explosivos, desplazamientos cortos y frecuentes y cambios de orientación y sentido. Aquí se pueden ver algunos datos realmente interesantes:

El conocimiento de los requisitos metabólicos será fundamental para la planificación de la preparación física y determinar las posibles ayudar ergogénicas a utilizar.

Dicho esto, el umbral anaeróbico será extremadamente importante y deberá ser muy elevado para evitar que entre en juego el metabolismo anaeróbico láctico; evitando así la fatiga muscular por la acumulación del lactato. Por último, la capacidad aeróbica será vital para recuperar entre puntos y para soportar muchos partidos en pocos días de competición.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Muntañola, M.T. (1996). La evolución del deporte del tenis. Educación física y deportes, (44-45) 12-18.

- Zháněl, J., Černošek, M., Zvonař, M., Nykodým, J., Vespalec, T., López Sánchez. G.F. (2015). Comparación del nivel de condiciones previas de rendimiento de tenistas de élite (estudio de caso). Apunts. Educación Física y Deporte, 122: 52-60.

- Comellas, J., López de Viñaspre, P. Análisis de los requerimientos metabólicos del tenis. Apunts. Educación Física y Deporte, 65: 60-63.

- Ávila, F., Sanz, D. Aplicación del entrenamiento de la fuerza en el tenis. La importancia del control del movimiento. Apunts: Educación Física y Deportes, 89-91.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Las lesiones más comunes en el tenis

29 Junio 2016, 10:00 am
Publicado en Blog

Prácticamente todo el mundo conoce la evolución del tenis en los últimos años, desde que sólo era practicado por las clases altas de la sociedad hasta nuestros días. Es conveniente saber que el número de niños que practica tenis ha aumentado exponencialmente en la actualidad. En España, por suerte, gozamos de buena salud desde ese punto de vista, porque siempre hemos tenido grandes figuras en las que los niños jóvenes podíamos fijarnos, observarlos, aprender de ellos en cada partido visto por televisión, tratar de imitarlos y, en definitiva, despertaban en nuestro interior unas ganas increíbles de coger la raqueta e ir a entrenar.

Muchos de estos niños, que de verdad quieren llegar a ser profesionales, tienen que sacrificar mucho o todo su tiempo libre, comenzando a una edad muy temprana, con entrenamientos diarios de larga duración, intensidad y cada vez, con más frecuencia. Factores que determinarán, lógicamente, la formación tenística de nuestros jugadores.

A medida que el tenis ha ido evolucionando a lo largo de la historia, la vida deportiva del tenista, paradójicamente, ha disminuido. Es decir, se hacen profesionales más temprano, algunos con una juventud y descaro insultantes, pero también sus carreras terminan antes debido a las exigencias físicas del tenis actual. Todo esto hay que tenerlo en cuenta para la correcta preparación física del tenista (aquí es donde entra la figura del entrenador), sin olvidarnos nunca del trabajo de los médicos, fisioterapeutas y rehabilitadores físicos.

Desde el punto de vista de salud –¬conviene recordar que en el deporte de alto rendimiento las lesiones (muchas veces con la cirugía como única solución), dolores o traumatismos son inevitables– vamos a explicar las patologías más frecuentes en el tenis (principalmente del hombro), con el objetivo de minimizar las lesiones a los practicantes de este exigente deporte gracias a la prevención de las mismas.

Patologías

Antes de empezar a explicar las patologías más comunes, hay que dejar claro que, aunque la patología se puede producir de forma aguda, sobre todo se genera por microtraumatismos repetidos en una zona concreta. Normalmente, el miembro superior es el que más patologías presenta y, dentro de este, cabría destacar al hombro como el más afectado por las lesiones y la variedad y complejidad de las mismas.

El hombro

El culpable principal, sin ninguna duda, es el saque. ¿Quién no conoce a Goran Ivanisevic, Andy Roddick, Boris Becker, Pete Samparas, Mark Philippoussis, Ivo Karlovic, etc., y sus servicios a más de 200km/h? Todos nos podemos imaginar los microtraumatismos repetidos a los que se ven sometidas las articulaciones del hombro y es que, en tenis, sin el saque no se puede empezar un punto ni, obviamente, ganar un partido. Esto es, en gran parte, debido a la importancia de servicio en el tenis actual y a los nuevos estilos de juego de saque y volea. Las lesiones mas comunes que se pueden dar en el hombro son las siguientes:

● Síndrome de impingement

● Artopatría acromio-calvaicular

● Subluxación anterior del hombro

Ahora, comenzaremos a explicarlos brevemente:

Síndrome de impingement
Es el más frecuente en el hombro del tenista. El principal síntoma es el “dolor en el hombro cuando el brazo está en abducción de 60º-120º de rotación interna y anteversión de 30º, mientras la escápula permanece estable” (C. Neer, 1972). Es un problema del complejo acromio-coracoideo y el manguito de los rotadores, bolsa, etc., produciendo dolor e impotencia funcional.

Artopatría acromio-calvaicular.
Se da con frecuencia y 2 son los gestos técnicos que más perjudican a esta articulación con la práctica del tenis:

– Brazo en aducción. Articulación acromio-clavicular en compresión. Esto se produce al final del smash o remate y principio del gesto técnico del revés.

– Brazo en retropulsión. Articulación estirada (smash y ataque de golpe de derecha).

Es una patología que no suele darse por debajo de los 25 años (salvo casos de jugadores profesionales) y que afecta al brazo dominante.

Subluxación anterior del hombro.
También conocido como síndrome del hombro muerto y muy común en otros deportes como voleibol o beisbol, tiene una patología algo desconocida. Podemos decir que se produce por microtraumastismos repetidos al efectuar le saque o el smash, por el paso de la posición de retropulsión horizontal y rotación externa máximas a la posición de antepulsión y rotación interna. La sensación es que al final del remate o del saque se produce un dolor violento con pérdida de fuerza.

 

Fuera del hombro

No podríamos dejar de comentar el codo de tenista, por ser una lesión universalmente conocida en el mundo del tenis (tennis elbow), pero no la más común, como mucha gente piensa.

Codo de tenista o epicondilitis.
El dolor se produce en la parte antero-externa del codo, pudiéndose extender a lo largo del borde radial del antebrazo. Las causas de este síndrome son producidas por el gesto técnico del revés. Una deficiencia técnica y el material usado (raqueta, cordaje, etc.) son otros factores que influyen en esta patología. Cuatro pueden ser las causas del codo de tenista:

– Patología de inserción.

– Lesión de la articulación húmero-radial.

– Patología neurológica por compresión del nervio radial.

– Dolores irradiados, sobre todo, de origen cervical.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Burbank, K.M., Stevenson, J.H., Czarnecki, G.R., Dorfman, J. (2008). Chronic shoulder pain: part II. Treatment. Am Fam Physician; 77(4): 493-497.

- Burbank, K.M., Stevenson, J.H., Czarnecki, G.R., Dorfman, J. (2008). Chronic shoulder pain: part I. Evaluation y diagnosis. Am Fam Physician; 77(4): 453-460.

- Ruíz_Cotorro, A. (1996). Patología traumática del tenista. Apunts. Educación Física y Deportes, (44-45) 106-111.

- Greiwe, R.M., Ahmad, C.S. (2010). Management of the throwing shoulder: cuff, labrum y internal impingement. Orthop Clin North Am; 41(3): 309-23.

- Matsen III, F.A., Fehringer, E.V., Lippitt, S.B., Wirth, M.A., Rockwood Jr., C.A. (2009). Rotator cuff. The Shoulder. 4th ed., Philadelphia; 17.

- Miller, R.H. III, Azar, F.M., Throckmorton, T.W. (2013). Shoulder and elbow injuries. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed., Philadelphia; 46.

- Rudolph, G.H., Moen, T., Garofalo, R., Krishnan, S.G. (2015). Rotator cuff and impingement lesions. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine: Principles and Practice. 4th ed., Philadelphia; 52.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

JoomShaper
Llama ahora