¿Merece la pena invertir en preparación física?

31 Enero 2017, 10:00 am
Publicado en Blog

Vivimos en un país de grandes posibilidades a nivel deportivo, tenemos playas, montañas, parques y buenas instalaciones deportivas.

Por otro lado, el deporte es un fenómeno en auge, que va a más, aunque todavía practica menos gente de la que pensamos actividad física. (Según la encuesta de hábitos deportivos de los españoles de 2010, en torno al 40%).

Queda mucha labor que hacer, de promoción, de base y de concienciación de la población.

Seguimos viendo barbaridades en los parques y en los gimnasios, producto sin duda de la baja cultura deportiva que ha habido en este país durante muchos años. No culpo a nuestros mayores de realizar abdominales tipo crunch en estos bancos del diablo, que tienen un diseño poco ergonómico. Más bien, siento lástima, e intento ayudar a todos los que puedo para que no se rompan literalmente la espalda.

En los gimnasios, parece que impera la ley de la selva, chavales muy jóvenes haciendo las cosas mal con cargas más altas de las que pueden dominar y con una más que deficiente técnica de los ejercicios, clientes que quieren perder grasa corporal, trabajando a intensidades inadecuadas y que siguen comiendo mal, y con hábitos malos,...

Muchos de los modelos televisivos de Hollywood, no contribuyen a mejorar la situación: Esos cuerpos hormonados y siliconados, no son naturales, pero mucha gente no es capaz de distinguir.

Reflexiono hacia a dónde va el mundo del fitness. Por un lado, el fenómeno Low Cost llegó a este sector, haciendo mucho daño a las grandes cadenas de toda la vida. Su filosofía está basada en una imagen bonita, es decir, equipamientos deportivos masivos e instalaciones enormes, pero con inversión en personal mínima. Es fácil caminar por uno de estos Low Cost y toparse con 3 o 4 Presses de Banca pero pocas veces con un monitor de sala o entrenador personal cualificado.

Pero lo que es inversión en profesionales cualificados, cada vez menos, tanto es así que se ha entrado en una fase en la que parece que todo vale, que da igual, quien está al cargo de nuestra salud, o de quién nos planifica, porque en el peor de los casos, siempre quedará la “Muscle and Fitness”.

No entiendo porque las instalaciones deportivas no invierten en fidelización de sus clientes, y digo esto, porque si tuvieran un personal competente al frente de sus salas, que se desviviera por ayudar a los clientes lo mejor que supieran y se sintieran motivados con una profesión tan bonita, a la vez que pudieran vivir muy dignamente con un salario adecuado a la responsabilidad que tendrían, pues estoy seguro de que las cosas mejorarían.

Las empresas, retendrían más clientes, y no harían esfuerzos tan brutales por captar nuevos.

Por otro lado, me preocupa hasta dónde somos capaces de llegar los Entrenadores Personales en este país. Creo que tenemos todavía mucho camino que hacer, somos embajadores de la salud y sueño con el día que integremos el colectivo sanitario con iguales derechos. Mientras tanto, sólo queda trabajar, y dar lo mejor de nosotros mismos cada día con la gente que nos rodea.

Creo que la inmensa mayoría de la gente, no nos conoce, no sabe cómo podemos ayudarles, y piensan que somos un servicio elitista.

Me canso de que se cuestione nuestro trabajo por desconocimiento o porque unos pocos ensucian nuestra profesión.

Muchos llevamos años formándonos para ser los mejores en nuestro campo, y no es justo que a la hora de buscar trabajo o hacer una entrevista, no se tenga en cuenta la formación que tiene cada uno.

Invertir en formación, es lo único que nos queda, además de ir generando más confianza en nuestros posibles clientes, demostrándoles día a día que estamos capacitados para cambiarles la vida si nos dejan ayudarles.

Tenemos formación en ciencias del ejercicio, psicología, nutrición, marketing, salud,…pero de nosotros depende que generemos la suficiente confianza para que decidan depositar su salud en nuestras manos.

Creo firmemente en el cambio de hábitos de las personas, me preocupa que pasa en la vida de mis clientes las 23h que no están conmigo, y creo que es el único camino para modificar conductas. Dar un paso adelante, y ayudar y guiar al cliente.

Por último, ahora está muy de moda el Running, es bien barato y se puede hacer en cualquier lado (técnicamente sólo necesitas unas zapatillas, y un pantalón o mallas). Ahora bien:

¿CUÁNTAS PERSONAS DE LAS QUE CORREN, SIGUEN UN SISTEMÁTICO PLAN DE ENTRENAMIENTO?

¿CUÁNTOS RUNNERS, HACEN UN TRABAJO DE COMPLEMENTO DE LA ZONA MEDIA Y DE COMPENSACIÓN DE LAS ZONAS MUSCULARES QUE MENOS INTERVIENEN CORRIENDO?

¿CUÁNTOS RUNNERS SE HAN HECHO UNA PRUEBA DE ESFUERZO, UNA ECOCARDIOGRAFIA O UNOS ANÁLISIS PARA DESCARTAR ARRITMIAS, PATOLOGIAS, ETC?

He de decir de que con unos pequeños cambios, podemos optimizar mucho nuestro rendimiento, y además hacerlo de una forma más segura, por lo que no dudéis en consultar con un profesional para planificar vuestro próximo reto deportivo.

Es fundamental mejorar el ratio peso/potencia en los individuos, el Fitness en mi opinión, debería tender hacía el trabajo con tu propio peso corporal, y dominar determinados gestos técnicos como las DOMINADAS, FONDOS, SALTOS, TREPA, BAJADAS,…

Debemos olvidarnos de los clásicos ejercicios arcaicos de musculación puesto que la salud pasa por un “Core” fuerte, una espalda sana, unos brazos y hombros fuertes, y por unas piernas que estén a la altura de las circunstancias, y que nos puedan proteger en las bajadas de Trail, que será el gesto más agresivo al que las podamos someter.

Lo digo desde la experiencia, en mis rutinas personales incluyo muchos ejercicios de auto-carga, y siento los mismos o mejores resultados, que cuando entrenaba de una manera clásica, habiendo mejorado mi ratio peso/potencia muchísimo.

Debemos aspirar a un físico armónico y polivalente que nos permita rendir en cualquier actividad, ser fuertes y resistentes y capaces de nadar y de escalar si fuese necesario. Pero para ello, no vale la clásica rutina del gym de pecho-biceps los lunes, pues cada vez estaremos más descompensados, y esto sólo puede ir en detrimento de nuestro rendimiento y salud.

Espero que mi texto, al menos incite a la reflexión.

Como decía una canción: “Sólo se vive una vez”, intenta tener la mejor carrocería y el mejor sistema aeróbico posible.

El rendimiento aeróbico, está relacionado con la esperanza de vida.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Hipopresivos

26 Enero 2017, 10:00 am
Publicado en Blog

Los abdominales hipopresivos son técnicas basadas en métodos posturales y respiratorios cuyo objetivo es, aumentar el tono de reposo de la faja abdominal y del suelo pélvico. Esto hace que se reduzca de manera eficaz el perímetro de la cintura, lo que proporciona una faja abdominal que hace de verdadera protección de la columna y que se obtenga un suelo pélvico tonificado capaz de aguantar los excesos de presión de la vida cotidiana sin crear traumas como la incontinencia urinaria, prolapsos o disfunciones sexuales.

“La teoría del ejercicio hipopresivo trata de un entrenamiento basado principalmente en la contracción isométrica de la musculatura profunda abdominal, en el que hay tensión muscular, pero no hay movimiento. Depende muchísimo de la respiración y una de sus características principales es la apnea” (Marco, J.F. 2016; profesor del centro de ciencia deportiva, entrenamiento y fitness Alto Rendimiento en España).

En un estudio realizado por Esparza (2007) sobre una muestra de 100 mujeres, de una media de edad de 36 años, con hipotonía de suelo pélvico e incontinencia urinaria de esfuerzo se constató mediante tonimetría que la práctica de ejercicios hipopresivos, 20 minutos diarios durante 6 meses, producía un aumento del tono muscular del suelo pélvico con un incremento del tono de base de un 58% y del tono de carga (capacidad de amortiguación) de un 48%. De forma añadida, el estudio aporta datos del aumento de la fuerza contráctil en un 20% y una disminución del perímetro de la cintura del 8%.

Por otro lado, Caufriez (2007), aprecia que, con la práctica de ejercicios de Técnicas Hipopresivas durante 10 semanas, 1 hora por semana, se logran unas mejoras posturales evidentes puestas de manifiesto por un reposicionamiento de la proyección del eje de gravedad, una disminución de las flechas lordóticas lumbar y cervical y una disminución de la cifosis dorsal mientras que las desviaciones laterales también resultan significativamente menos importantes. El sentimiento de confort postural aumenta significativamente (mejor movilidad, mayor flexibilidad, menor pesadez, menos dolor).

Otras de las ventajas que aporta su práctica son:

- Mejoran las prestaciones sexuales al incrementar la cantidad de sangre que llega al suelo pélvico.

- Disminuyen la incontinencia urinaria leve en un 95% y la moderada en un 60%.

- Aumentan la fuerza en un 20%.

- Mejoran la vascularización y la resistencia.

- Aumentan la fuerza explosiva y la capacidad anaeróbica al aumentar el metabolismo hasta un 15%.

 

Dentro de las técnicas hipopresivas, existen gran variedad de posiciones y posturas. Marco (2016) advierte que es importante no tratar de hacerlas todas desde un inicio e ir evolucionando a medida que aumenta el estado físico del cuerpo. Entre las más básicas se encuentran las siguientes:

- Elongación: "Se hace de pie. Tienes que mantener el abdomen bien apretado y activado, con los brazos estirados hacia arriba".

- Coaptación: "Se traduciría como la caída de las articulaciones por la propia gravedad. Se inclina el tronco hacia adelante, dejas que los hombros caigan hacia abajo y en esa posición mantienes el abdomen apretado".

- Cuadrupedia: "Es la posición que se conoce coloquialmente como la posición en cuatro patas, en la que también hay que mantener el abdomen activado".

También hay otras posturas sencillas como la sedestación (sentado con las piernas dobladas) o la genuflexión (arrodillado, inclinado con los antebrazos contra una pared), y otras más avanzadas como la plancha.

¿Cómo respirar haciendo abdominales hipopresivos?

Una vez adoptada alguna de las posturas anteriormente nombradas, tendremos que expirar todo el aire que tengamos dentro del cuerpo. Después, tensaremos el abdomen y mantendremos la posición de 10 a 20 segundos, dependiendo de nuestra capacidad.

A continuación, inspiraremos todo el aire que podamos, recuperaremos nuestro ritmo de respiración y repetiremos el mismo proceso. Recomiendan hacer 3 series de respiraciones antes de continuar con el siguiente ejercicio.

Por último y para finalizar las técnicas hipopresivas, me gustaría dejar abierto un debate para próximos artículos. Sabiendo ya en qué consisten los abdominales hipopresivos y teniendo de referencia los abdominales hiperpresivos (tradicionales), ¿pensáis que unos son mejores que otros? ¿Se podrían complementar entre ellos? ¿Dependerá del objetivo que queramos conseguir?

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Esparza S. (2007) Gimnasia abdominal hipopresiva. Congreso franco español del suelo pélvico y pelviperineología. San Sebastián.

- Fernández, C. (2007) Gimnasia abdominal hipopresiva en la 3ª edad. Congreso franco español del suelo pélvico y pelviperineología. San Sebastián.

- Rial, T. & Pinsach, P. (2015). Manual Práctico de hipopresivos nivel 3. Ed. Cardeñoso: Vigo.

- Rial, T & Pinsachs P. (2014). Técnicas Hipopresivas. Ed. Cardeoñoso: Vigo.

- Rial, T. y Pinsach, P. (2010), Entrenamiento abdominal e incontinencia urinaria. VI Congreso Internacional de la Asociación de Ciencias del Deporte, Elche. Alicante.

 

Enlaces de interés:

http://metodohipopresivo.com/

https://www.entrenamiento.com/musculacion/abdominales/abdominales-hiperpresivos-vs-hipopresivos/

http://abdominaleshipopresivos.es/evidencias-cientificas/

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

JoomShaper
Llama ahora